A la rica receta de milhojas de trufa a los tres chocolates

El Altillo, un lugar de ensueño para hacer catering en el “corazón verde” de Jerez
agosto 4, 2017
Catering boda Sevilla: Otoño, época dorada para bodas
Otoño, época dorada para bodas
octubre 17, 2017
Catering bodas Sevilla: Postre de milhoja de trufa a los tres chocolates para tu boda

Vistosa y con una mezcla de texturas que no dejará indiferente a nadie. Esta milhojas de trufa a los tres chocolates es un postre perfecto para una cena o un almuerzo especial por su elegante presentación. Nuestro jefe de pastelería nos explica los pasos que hay que seguir para poder hacer en casa un postre como este.

Ingredientes (4 personas):

  • 250 gr de trufa de chocolate blanco (162 gr de nata para montar, 32 gr de azúcar y 55 gr de chocolate blanco)
  • 250 gr de chocolate con leche ( 162 gr de nata para montar, 32 gr de azúcar y 55 gr de chocolate con leche)
  • 250 gr de chocolate 70% cacao (162 gr de nata para montar, 32 gr de azúcar y 55 gr de chocolate 70% cacao)
  • 1 kg de sucedáneo de chocolate
  • Cacao en polvo sin azúcar

Preparación:

En primer lugar elaboramos la trufa, que es un relleno cremoso hecho a base nata y chocolate. Para ello pondremos en un cazo 162 gr de nata para montar (que equivale más o menos a 162 ml de nata aproximadamente) con el azúcar a fuego medio y mezclamos hasta que llegue a hervir. Entonces retiramos del fuego y añadimos el chocolate hasta que se derrita del todo y se integre bien en la nata. Volvemos a poner a fuego medio hasta que vuelva a hervir. Volvemos a retirar del fuego y vertemos la mezcla en un bol que cubriremos con film transparente, pero de manera que el film se pegue a la superficie de la trufa, así evitamos que se cree costra.

Repetimos el proceso con los otros dos tipos de chocolate y metemos los 3 boles con la mezcla de trufa en el frigorífico durante toda la noche. 

Derretimos al baño María el sucedáneo de chocolate y extendemos en una lámina de papel de horno y dejamos enfriar. Cuando esté totalmente sólido y con un cortapastas redondo, cortamos formas: 3 o 4 por cada comensal.

Montamos con una batidora de varillas la trufa que ha estado toda la noche en el frigorífico, y metemos cada una de ellas en mangas pasteleras distintas con una boquilla normal (o cualquier otra que nos guste). Disponemos una lámina de sucedáneo de chocolate en el plato y vamos poniendo encima de ella bolitas de trufa de cada uno de los 3 tipos de chocolate y vamos alternando. Cuando llenemos toda la superficie, cubrimos con otra lámina de sucedáneo de chocolate y repetimos el proceso. Y así hasta acabar con todas las láminas. Decoramos con cacao en polvo por encima.

BLOG
Español